Tecnología sin edad: las nuevas herramientas que están revolucionando la vida de los sénior

La gran mayoría de los sénior son digitales.

Los sénior están cada vez más conectados. Desde 2017, el número de mayores de 55 años que navega por la web se ha duplicado y alcanza más de 11 millones, de los cuales el 64% utiliza aplicaciones tan populares como WhatsApp, Facebook (62%), Gmail (57%), Instagram (38%), YouTube (69%) y Google Maps (52%), según se desprende del III Barómetro del Consumidor Sénior, elaborado por el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE en colaboración con Google.

Las personas con una edad más avanzada también se han sumado al uso de las tecnologías reduciendo la brecha digital –que afecta sobre todo a los mayores de 80 años–.

Según el informe Sociedad Digital en España 2023, editado por Fundación Telefónica, tres cuartas partes de las personas mayores de 65 años han utilizado Internet en los últimos tres meses, y el 60 % lo utilizan a diario.

El Smartphone

Una de las nuevas herramientas que más ha revolucionado el panorama ha sido el smartphone. Desde que comenzó a popularizarse hace ya más de una década, ha servido para conectar a personas de todo el mundo mediante aplicaciones como WhatsApp, Telegram, Instagram o Facebook, entre otras, tanto en formato texto y audio como a través de vídeos.

Una revolución de la comunicación, que también ha llegado a los sénior y a las personas mayores, sobre todo, a raíz de la pandemia y gracias a que cada vez es más sencillo e intuitivo el uso de esta herramienta que permite conectar a personas, informarse, disfrutar de ocio e incluso pedir una cita o tener una consulta médica, entre otras aplicaciones.

Domótica

Otro de los avances que han beneficiado a los sénior, sobre todo a los de más edad, es la domótica. Esta conexión entre objetos inteligentes permite que personas con cierto tipo de dependencia o limitaciones puedan seguir con sus vidas sin grandes complicaciones en entornos más adaptados a sus necesidades.

Además, permite realizar un seguimiento en tiempo de real de las personas y que estar constantemente conectado con su entorno. Una aplicación útil, sobre todo, de cara a emergencias en perfiles con problemas de salud física o mental.

Inteligencia Artificial

El último adelanto tecnológico que promete revolucionarlo todo es la Inteligencia Artificial.

En concreto, se puede utilizar para infinitos usos como, por ejemplo, a modo de herramienta para combatir la soledad no deseada, para encontrar y analizar información de todo tipo, para adelantarse y realizar un diagnóstico precoz de enfermedades o para cuidar de personas con dependencia.

Incluso, con el paso de los años, probablemente se popularizarán los robots con IA que acompañan a personas más vulnerables, aunque por ahora estas tecnologías se aplican únicamente en ciertos proyectos piloto y en determinados entornos controlados como residencias u hospitales.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp